09 Nov

Cefalea Tensional: la forma más común de dolor de cabeza

Vota este articulo
(3 votos)

Esta forma de dolor de cabeza llamada dolor de tipo tensión es la más frecuente de las cefaleas, siendo un trastorno que se puede manifestar en cualquier edad siendo más evidenciada en los adultos y adolescentes, se puede manifestar de manera episódica, es más frecuente que sea crónica con expresión aún por varios meses llevando a alteraciones del ánimo asociados y consumo o abuso en uso de analgésicos.

 

La clasificamos en dos tipos de presentación: la cefalea tensional episódica que es aquella que se presenta en crisis y generalmente relacionada a un factor desencadenante, la otra forma es la cefalea tensional crónica que para ser considerada así debemos considerar los siguientes criterios: si sucede 3 a 4 días semana durante al menos tres meses, el uso de analgésicos más de 3 días a la semana de manera regular, anotando que los medicamentos pueden generar cefalea de rebote.

La cefalea tensional puede ocurrir en asocio en pacientes que padecen de migraña aclarando que son dos formas diferentes de dolor de cabeza pero que pueden coexistir.

En la mayoría de los casos de cefalea tensional se relacionan a fenómenos como tensión y/o contractura muscular del cuello, del cuero cabelludo o de las estructuras de la base del cráneo entre ellas afección del nervio occipital menor o de Arnold, de otro lado este trastorno puede manifestarse como respuesta al estrés, la depresión, alteraciones del sueño, un traumatismo craneal o por ansiedad.

Es importante indagar sobre la actividad, trabajo o costumbres del paciente pues cualquier acción que obligue a mantener la cabeza en una sola posición durante mucho tiempo sin moverse puede ocasionar dolor de cabeza (odontólogos), actividades incluyen digitación u otros trabajos en computadoras, trabajos minuciosos con las manos, el uso de microscopio, así mismo el hecho de dormir en una habitación fría o con el cuello en una posición anormal puede desencadenar este tipo de dolor de cabeza.

Es importante aclarar que la cefalea tensional no está asociada con cambios estructurales en el cerebro.

Otros factores desencadenantes de la cefalea tensional son:

• Consumo de alcohol

• Cafeína: uso frecuente o suspensión brusca de la sustancia.

• Problemas dentales, articulación mandibular alterada o rechinamiento de los dientes (bruxismo)

• Consumo excesivo de cigarrillo

• Fatiga

• Congestión nasal y rinitis

• Esfuerzo excesivo

Síntomas; el paciente nos refiere malestares tales como:

• Dolor de baja a mediana intensidad no incapacitante

• Dolor Generalizado: no sólo en punto o lado de la cabeza

• Similar a opresión o peso, "como si tuviera una banda de goma apretando la cabeza"

• Más intenso sobre el cuero cabelludo, zona occipital (posterior) de la cabeza, que se propaga al cuello y posiblemente en los hombros.

• No asocia síntomas vegetativos como náuseas, vómito, fobia a la luz o al ruido.

• El dolor puede ocurrir como un episodio aislado, de manera constante o diaria.

• Puede durar de 30 minutos a 7 días.

• Puede empeorar o desencadenarse por estrés, fatiga, ruido o luz intensa.

• Puede presentarse dificultad para dormir asociada.

• No se empeora durante o después del ejercicio.

Se debe consultar al médico para descartar otros trastornos que pueden ocasionar dolor de cabeza, si dicho dolor es: severo, persistente o no desaparece, está acompañado de otros síntomas entre ellos alteraciones del lenguaje, la conciencia o fiebre.

También es necesario consultar un médico si el dolor de cabeza que perturban o interrumpen el sueño, que se producen cuando usted está activo o durante la realización de ejercicio, tos, estornudo que necesitan evaluación y tratamiento.

Las personas que padecen cefalea tensional tienden a tratar de aliviar el dolor masajeando el cuero cabelludo, las sienes o la parte posterior del cuello.

cefalea2Este dolor generalmente responde a tratamientos con analgésicos comunes de baja intensidad o con medidas caseras mejorando tras pocas horas, es posible que no requiera otros exámenes ni pruebas, especialmente si han ocurrido episodios de dolor similar en el pasado. Una cefalea tensional no revela hallazgos anormales al examen físico neurológico. Sin embargo, con frecuencia se observan puntos sensibles (puntos desencadenantes) en los músculos en las áreas del cuello y los hombros.

Tratamiento:

Para el manejo de la cefalea tensional es importante reconocer aquellos factores desencadenantes o asociados a generar el dolor para evitarlos y prevenir los ataques de dolor de cabeza, es importante que la persona que padece este tipo de dolor haga un diario de dolor de cabeza que describa las horas, duración y frecuencia de los ataques dolorosos, incluir en él los alimentos que usa y las situaciones que puedan generar cambios bruscos de su estado de ánimo y finalmente qué medidas o medicamentos le aliviaron el dolor.

En cuanto a los analgésicos se usa generalmente los de venta libre como el ácido acetil salicílico, el naproxeno, el acetaminofén (paracetamol), ibuprofeno como ejemplos de los más usados, algunas veces se recetan analgésicos narcóticos, además deben usarse luego de evaluación y concepto de un médico.

No debemos olvidar que los medicamentos para el dolor sólo alivian los síntomas del dolor de cabeza por un período corto de tiempo y puede ser que tras un rato, ya no funcionan igual de bien o el alivio no dura tanto tiempo y el uso regular y excesivo de analgésicos puede llevar cefaleas de rebote.

En algunas personas medidas generales como tomar las duchas, baños calientes o fríos pueden aliviarles el dolor de cabeza. Usted posiblemente necesite hacer cambios en el estilo de vida si tiene cefalea tensional crónica. Esto puede abarcar el cambio de sus hábitos de sueño (por lo regular para dormir más o en un lugar más cómodo), práctica de ejercicio y estiramiento de los músculos del cuello y la espalda, practicarse masajes relajantes. En algunas situaciones, tal vez sea necesario cambiar de trabajo o hábitos recreativos.

Otros tratamientos pueden considerarse como:

Combinar el tratamiento farmacológico con relajación o entrenamiento en el manejo del estrés, biorretroalimentación, terapia conductual cognitiva o acupuntura puede brindar un mejor alivio para los dolores de cabeza crónicos.

El uso de toxina botulínica se está popularizando como un tratamiento para los dolores de cabeza diarios y crónicos, incluyendo la cefalea tensional.

Ultima modificacion el Miércoles, 09 de Noviembre de 2011 12:03
Dr. John Pablo Meza B.

Dr. John Pablo Meza B.

 

Dr. John Pablo Meza Benavides, médico de la Universidad de Caldas, especialista en Neurología Clínica de La Universidad de Santiago de Chile – Hospital Militar de Santiago, Miembro de la Asociación Colombiana de Neurología (ACN), colegio Médico capitulo Nariño, Sociedad Chilena de Epileptología. Docente de Ciencias de la Salud en los programas de: Medicina en la Universidad Cooperativa de Colombia sede Pasto y el programa de Fisioterapia de la Universidad Mariana en la misma ciudad. Se ha desempeñado igualmente como docente en los programas de medicina de la Fundación Universitaria San Martín y Universidad de Nariño. Conferencista a nivel local y nacional en temas de neurología.


Sitio web: pablomezaneurologo.com/

Ultimos articulos de Dr. John Pablo Meza B.

blog comments powered by Disqus
ir arriba