09 Nov

Mareo o vértigo: clasificación y generalidades.

Vota este articulo
(10 votos)

Cuando hablamos de vértigo nos referimos a un síntoma que las personas definen como “mareo” y no es más que la sensación anormal de movimiento generalmente de tipo rotatorio y que puede acompañarse de falta de equilibrio así como de náuseas, sudoración y vómito.

 

Nuestro equilibrio tanto en reposo como en movimiento depende de una estructura localizada en la zona más interna de nuestro oído donde junto al aparato de la audición hay unas estructuras denominadas aparato vestibular que es el encargado de percibir la posición de la cabeza y el cuerpo en relación al espacio. Este aparato está compuesto por tres estructuras curvilíneas que se denominan canales semicirculares y dos dilataciones o vesículas llamados utrículo y sáculo. Estas estructuras denominadas periféricas tienen conexión con otros componentes del sistema que se localizan en el  tallo cerebral y el cerebro para dar una interpretación y ajuste al equilibrio durante los diversos movimientos o posiciones de nuestro cuerpo.

El sentido del equilibrio está localizado en el oído interno y es un sentido que podíamos llamar conciencia espacial o capacidad de saber en qué posición está nuestro cuerpo y está en estrecha relación con otros sentidos en especial la visión y con la información proveniente de  las articulaciones, músculos (propiocepción) y de las sensaciones del tacto.

 

Cuando hay alteraciones del aparato vestibular o de sus conexiones con las estructuras del tallo cerebral o el cerebro, aparece el vértigo que lo podemos clasificar como: periférico y central.

Hay algunos síntomas que pueden ser erróneamente considerados como vértigo, entre estos tenemos: desmayos (lipotimias), sensación de malestar al viajar en automóviles o barcos (cinetosis), temor a las alturas, reacciones emocionales o crisis epilépticas.

El vértigo puede también ser objetivo o subjetivo. Existe vértigo subjetivo si la persona siente una falsa sensación de movimiento, refiere que su cuerpo gira con respecto a los objetos. En el caso del vértigo objetivo, el más frecuente de los dos, los alrededores de la persona parecen moverse generando una inconfundible sensación que”el mundo gira” a su alrededor.

vertigo2

Simulación de la sensación de vértigo.

 

Vértigo periférico

Se manifiesta como episodios de corta duración que se repiten y pueden asociarse muchas veces a síntomas auditivos como sensación de abombamiento o taponamiento del oído, sonidos así como de malestar general, náuseas, taquicardia, sudoración y ocasionalmente vómito.

La mayoría de las veces se asocia o desencadena por los cambios de posición de la cabeza o del cuerpo y este tipo de vértigo periférico es conocido como Vértigo posicional paroxístico benigno (VPPB) el cual se debe a una mala posición de los cristales de calcio (otolitos u otoconias) del aparato vestibular los cuales se desplazan con los giros cefálicos conllevando a una sensación súbita de movimiento e inestabilidad.

Otra variedad es el síndrome de Ménière causado por una aumento de la presión del aparato vestibular que contiene un líquido denominado endolinfa, es te síndrome asocia pérdida auditiva con el vértigo.

Los procesos inflamatorios o infeccioso son comunes generadores de vértigo periférico entre ellos tenemos la laberintitis, la neuronitis o inflamación del nervio vestibular, las secuelas a otitis generalmente crónicas o las mastoiditis y las fracturas del peñasco del temporal.

Finalmente nombrar algunas otras causas que pueden generar este cuadro como es la toxicidad de algunos medicamentos como los aminoglucósidos antibióticos usados en infecciones urinarias, la otoesclerosis que se debe al envejecimiento y en raros casos los tumores como el neurinoma (schwanoma) del nervio vestibular.

 Vértigo Central

Es el menos frecuente y se caracteriza por ser continuo, dura días y no existen alteraciones auditivas ni hay síntomas neurovegetativos así como tampoco se asocia en su mayoría a cambios posturales que lo desencadenan pero si lo empeoran. La aparición de un vértigo central en general es lenta y progresiva, con una sensación de inestabilidad, con ocasionales sensaciones vegetativas y sobre todo, una recuperación muy lenta y paulatina.

El vértigo central es de origen multifactorial, es decir, son muchas las razones entre las cuales tenemos:

  • Vértigo vascular: Síndrome vertebrobasilar.
  • Enfermedad cerebro vascular: lesiones bulbares como el síndrome de Wallenberg
  • Enfermedades Desmielinizantes:  Esclerosis múltiple
  • Procesos tumorales que afecten al tallo o cerebelo: ángulo pontocerebeloso.
  • Siringomielia
  • Síndrome de Arnold Chiari

La valoración del paciente con vértigo debe ser realizada siempre por el médico pues aunque sea un síntoma o enfermedad frecuente no es bueno autoformularse ni dejar que haya una búsqueda adecuada del tipo de vértigo y su causa para que su tratamiento evite que la molestia se torne repetitiva o crónica.

Dr. John Pablo Meza B.

Dr. John Pablo Meza B.

 

Dr. John Pablo Meza Benavides, médico de la Universidad de Caldas, especialista en Neurología Clínica de La Universidad de Santiago de Chile – Hospital Militar de Santiago, Miembro de la Asociación Colombiana de Neurología (ACN), colegio Médico capitulo Nariño, Sociedad Chilena de Epileptología. Docente de Ciencias de la Salud en los programas de: Medicina en la Universidad Cooperativa de Colombia sede Pasto y el programa de Fisioterapia de la Universidad Mariana en la misma ciudad. Se ha desempeñado igualmente como docente en los programas de medicina de la Fundación Universitaria San Martín y Universidad de Nariño. Conferencista a nivel local y nacional en temas de neurología.


Sitio web: pablomezaneurologo.com/

Ultimos articulos de Dr. John Pablo Meza B.

Temas relacionados (por etiqueta)

blog comments powered by Disqus
ir arriba