Dr. Pablo Meza Neurólogo

A+ R A-

Cefalea

CEFALEA: DOLOR DE CABEZA

Definición

Es el nombre técnico que usamos en medicina para llamar al dolor de cabeza. La importancia de esta enfermedad que afecta al 80% de la población lo que significa que 8 de cada 10 personas sufren al menos un ataque de dolor de cabeza intenso en su vida convirtiendo a la cefalea en la primera causa de consulta en medicina general y de neurología pues se presenta más comúnmente en las etapas productivas de la vida (15 a 45 años)

Son muchos los tipos de dolor de cabeza que pueden presentarse originándose en diferentes regiones del cerebro, el cráneo o el cuerpo, lo cual explicaría que diversas enfermedades pueden generar este problema y el tratamiento va a ser diferente en cada uno de esos casos.

Hablaremos de las dos formas más frecuentes de dolor de cabeza.


CEFALEA TENSIONAL



¿Qué es la cefalea tensional?

cefalea (2)

Se define clásicamente como una "sensación de opresión o constricción" de intensidad, frecuencia y duración variables, de preferencia en la parte posterior de la cabeza y que compromete a los músculos del cuello, que se contraen de manera permanente siendo la causa del dolor que se asocia fuertemente a una reacción intensa frente al estrés vital. La mayoría de las personas describen un dolor sordo y constante a ambos lados de la cabeza. Las cefalea tensional usualmente comienza lenta y gradualmente son más frecuentes hacia la tarde. Otro nombre para este tipo de cefalea es "dolor de cabeza tipo tensión". La cefalea tensional puede ser permanente o episódica.

 

¿Cómo se diagnostica la cefalea tensional?

Su médico con frecuencia puede saber qué tipo de dolor de cabeza tien usted al examinarlo y escuchar la descripción que le hace de su dolor. Pruebas de sangre, placas de rayos x ó escanografías cerebrales —tales como tomografía axial computarizada, TAC o imágenes de resonancia magnética, RNM— por lo general NO son necesarias.

 

¿Cuál es el tratamiento de la cefalea tensional?

Si usted presenta cefalea tensional ocasionalmente, probablemente le puede servir practicar métodos de relajación, cambio de hábitos de vida y puede hacerse necesario el uso de un analgésico de baja potencia el cual se intentará que no genere efectos secundarios o interacciones con otros medicamentos que usted esté tomando. Siempre lea y siga las instrucciones en el rótulo con cuidado. Si usted tiene alguna pregunta comuníquese con su médico.

Si usted tiene cefalea tensional con frecuencia (permanente) o si los medicamentos de baja potencia analgésica no le alivian el dolor debe ir a consulta con su médico, este quizá tome la decisión de ordenar algún medicamento diferente al que previamente. Es mejor tratar la cefalea tensional cuando ésta comienza y aún es leve.

En ocasiones el médico puede formular un medicamento que usted toma todos los días (profiláctico) incluso si no tiene dolor de cabeza con el objeto de prevenir la cefalea. Esta decisión será tomada de común acuerdo con el paciente.

 

Si a pesar de un tratamiento indicado de manera formal por el médico, usted no mejora de la cefalea tensional, o si ésta empeora, puede ser necesaria otra evaluación mñedica y la toma de otras medidas de diagnóstico o tratamiento.

 

¿Qué otras medidas puedo hacer para aliviar el dolor de una cefalea tensional?

Aparte de tomar el medicamento, usted puede realizar algunas acciones a fin de aliviar la cefalea tensional como:

• Aplicarse una bolsa con hielo o agua caliente sobre la región de la cabeza o cuello.

• Tomar una ducha con agua caliente.

• Descansar y/oo dormir lugar cómodo y por un periodo adecuado (7-8 horas).

• Evite situaciones o actividades que le causen estrés. Esto podría significar hacer cualquier cosa; desde tomar un descanso corto en medio del trabajo o tomar una caminata.

• Haga ejercicio con regularidad, aumente gradualemnte la duración e intensidad del mismo hasta practicarlos por 30 a 6 minutos al menos 4 veces en semana.

• Suspenda hábitos nocivos como el uso de alcohol, fumar o comer alimentos con alto contenido de grasa o condimentos.

 

MIGRAÑA.

¿Cómo es el dolor de la migraña?

Es la cefalea que ocupa el segundo lugar en frecuencia, es generalmente unilateral (de un lado de la cabeza) y que se acompaña de síntomas como náuseas, inapetencia, diarrea, intolerancia ciertos olores, visión borrosa y previo a la aparición del cuadro doloroso el paciente refiere cambios del estado de ánimo o somnolencia. Esta enfermedad es de mayor frecuencia en mujeres y aparece en la edad media de la vida (20-45 años) y produce alta incidencia de ausentismo escolar o laboral. Las crisis aparecen en brotes o episodios entre los cuales el paciente se mantiene sin dolor. Es una enfermedad de alta frecuencia constituyéndose quizá en la primera causa de consulta en neurología. Como dijimos antes es un dolor intenso, interfiriendo con sus actividades diarias. La migraña no es igual en todas las personas. En ocasiones usted puede tener la "premonición" varias horas o minutos antes de que le comience el dolor, esto se denomina "aura" y pueden señalarle que le va a dar un ataque de migraña. Estas sensaciones pueden incluir mucha energía, fatiga, antojos por alimentos, sed y cambios en el humor.Los síntomas posibles de las migrañas están anotados en el cuadro que aparece abajo.

 

¿Qué causa el dolor en la migraña?

La cefalea tipo migraña parece ser causads en parte por cambios en el nivel de una substancia química que el cerebro produce llamada serotonina, que juega muchos papeles en el cuerpo y también puede ejercer efecto sobre los vasos sanguíneos. Cuando los niveles de serotonina están elevados los vasos sanguíneos se constriñen; es decir se hacen más estrechos. Cuando los niveles de serotonina disminuyen los vasos sanguíneos se dilatan, es decir se hinchan. Este aumento del diámetro de los vasos puede ser en gran parte del dolor en la migraña.

 

Muchas cosas pueden afectar el nivel de serotonina dentro de su cuerpo; inclusive su nivel de azúcar sanguínea, ciertas comidas y cambios en el nivel de estrógeno en el caso de las mujeres.

Síntomas que sugieren un ataque de migraña

• Dolor palpitante (pulsátil) e intenso o dolor sordo a un lado de la cabeza o a ambos lados.

• Dolor que empeora con la actividad física.

• Náusea o vómito

• Cambios en la manera como usted ve, incluso visión borrosa o tener puntos ciegos.

• Molestia a la luz, ruido u olores

• Sentirse cansado y confundido o solamente esto último

• Tener la nariz congestionada

• Sentir frío o sudoración

• Cuello tenso o sensible al tacto

• Mareo leve

• Sensibilidad al tacto en el cuero cabelludo o la piel de la cara

 

¿Existen diferentes tipos de migraña?

Sí. Los más comunes son la migraña clásica y la migraña común.

Migraña clásica o con aura: comienzan con un signo de alarma que se conoce con el nombre de aura que generalmente se asocia con cambios en la visión (ver destellos o luces intensas, distorsión de las imágenes, puntos ciegos) así también puede haber torpeza para hablar, hormigueo o torpeza de las extremidades (brazos o piernas) como sensación de pinchazo o ardor, o tener debilidad muscular en un lado de su cuerpo, en ocasiones cambios del humor como el sentirse deprimido, irritable y agitado.

El aura dura entre 5 y 30 minutos y se presenta media a una hora antes del dolor y en contadas ocasiones el dolor y el aura suceden al mismo tiempo o solo hay aura y el dolor nunca se presenta.

Migraña común o sin aura: esta NO inicia con un síntomas que anuncien o prevengan la aparición del dolor, este tipo de migraña puede iniciar más lentamente pero durar un poco más e interferir más con las actividades diarias.

 

¿Cuánto tiempo dura un ataque de migraña?

Un ataque de migraña puede durar entre 3 y 72 horas. La frecuencia puede ser tan espaciada como solamente una o dos veces al año, o tan frecuentemente como varias veces en semana, lo que se observa es que el dolor es 2 a 3 veces más frecuente en las mujeres y debemos tener en cuenta que si el dolor de la migraña se prolonga más allá de las 72 horas a pesar de tratamiento adecuado estaremos frente a una complicación denominada: estatus migrañoso que la mayoría de las veces requiere manejo con hospitalización.

 

¿Qué puede desencadenar el dolor en la migraña?

Se ha observado que algunas cosas o elementos pueden desencadenar o favorecer un ataque de migraña entre estas podemos incluir las siguientes:

• Cambios de temperatura

• Estar cansado, tenso o deprimido

• Saltarse comidas o ayuno prolongado

• Cambios en los patrones del sueño

• Olores fuertes o inusuales, luces brillantes o ruidos fuertes

• Ciertos alimentos, especialmente aquellos que contienen tiramina, nitratos de sodio o fenilalanina.

• Bebidas oscuras

• El período menstrual, medicaciones para el control de la natalidad o los cambios hormonales en la mujer

• Actividad física intensa, incluso actividad sexual

• Fumar

 

Alimentos que pueden desencadenar migraña:

• Carnes envejecidas, enlatadas, curadas o procesadas incluso mortadela, carne de aves de caza, jamón, perros calientes, peperoni y salchichas.

• Quesos añejos

• Bebidas alcohólicas especialmente vino rojo

• Aspartame

• Aguacates

• Leguminosas inclusive, habas, fríjol, habichuelas, frijoles blancos, frijoles pintos, Lentejas y garbanzos

• Levadura incluso pastel de café hecho con levadura fresca, roscas tipo donas y pan amargo

• Cafeína en exceso

• Caldos enlatados o en cubitos

• Chocolate, cacao

• Productos lácteos cultivados tales como suero de leche y crema ácida

• Bebidas colas o bebidas energizantes

• Ablandador de carne

• Glutamato monosódico, GMS

• Nueces y mantequilla de maní

• Cebollas excepto en pequeñas cantidades para dar sabor

• Papaya, Maracuyá

• Comidas en encurtidos, conservadas o marinadas tales como aceitunas y pepinillos y algunas comidas para picar, Repollo agridulce

• Uvas pasas, Ciruelas rojas, Higos

• Salsa soya

 

¿Qué tratamientos existen para la migraña?

Existen dos tipos de conductas de tratamiento farmacológico para la migraña. El primero de ellos es el tratamiento para el ataque o manejo sintomático que es la administración de analgésico que buscan controlar el dolor una vez este ya se ha manifestado el cual se administra solo durante el tiempo en que hay dolor. El otro manejo es el profiláctico que busca usar medicación para prevenir los ataques dolorosos en el cual el paciente debe tomar medicamentos todos los días durante cierto tiempo a fin de controlar la migraña y se da generalmente en las personas que sufren ataques muy repetidos de la enfermedad.

En conclusión y como consejo importante es que hay que EVITAR LA AUTOMEDICACION y buscar ayuda del médico quien elegirá el mejor tratamiento para el control de la migraña.

 

¿Qué otras acciones puedo tomar para prevenir la migraña?

Es bueno analizar lo que hacemos día a día y poder realizar cambios en nuestros hábitos de comida, sueño, trabajo y ejercicio. Otra buena práctica es observar que cosas nos predisponen a tener un ataque doloroso a fin de evitarlas y comuncárselas al médico. Tener un buen descanso al dormir, hacer ejercicio moderado y con regularidad, hidratarse y eviatr ayuno prolongado, evitar la obesidad y el estrés son pautas que pueden ayudar a convivir mejor cuando se padece migraña.

 

Consejos para reducir el dolor en un ataque de migraña

• Recostarse en un cuarto oscuro y donde no haya ruido.

• Aplicarse una compresa o un trapo frío sobre la frente.

• Masaejar el cuero cabelludo haciendo moderada presión

• Evitar tomar alimentos durante la crisis de dolor

• Respirar lenta y pausadamente

• Dormir o tomar una siesta

 

Dr. John Pablo Meza Benavides

Neurólogo Clínico - Neurofisiología

 

Registro

Sígueme

facebooktwitter

Contacto

  • Dirección: Cra 33 # 12A - 40
  • 7° piso B/ San Ignacio (Pasto)
  • Tel: +57-2- 7316599 - 3187128850
  • Solicitud Citas: 7336890
  • Contáctenos
  • Twitter
  • Facebook